martes, 17 de diciembre de 2013

Granola o muesli crujiente hecho en casa


   Hace mucho tiempo vi la receta de Granola casera en el blog de Sweet Honey Bunny. Descubrí que el "muesli crujiente en bolitas" como le llamaba yo, tenía nombre. Y que se podía hacer en casa. Y que era fácil. Y que tenía una pinta tremenda. Y que tenía que hacerlo sí o sí.

   Poco a poco fui viendo otras recetas, como la de Desayuno de Domingo. Pero tres años después y yo seguía sin hacer granola... hasta ahora. Gran error haber esperado tanto. Nos ha encantado y estamos totalmente enganchados. 

   Se pueden añadir los frutos secos que más nos gusten, chocolate, fruta seca (manzana, pasas, plátano, arándanos...) y está buenísimo. Con leche, con yogurt y mermelada... La única pega: es muy consistente (anti dieta total) y totalmente adictivo...


   Además es estupendo para regalar: un bote bonito y una etiqueta "hecho en casa" y listo para sorprender.

   Os dejo mi versión, muy similar a la de Desayuno de Domingo. Para las medidas he usado un vaso mediano, y muchas de ellas han sido a ojo. No es importante las cantidades de cada ingrediente: usad lo que más os guste, lo que tengáis en casa... simplemente cambiará un poco el sabor.

martes, 10 de diciembre de 2013

Crema de col y champiñones



   Hace unas semanas me preparé una sopa de champiñones, que hacía muchísimo tiempo que no preparaba. La verdad es que me encanta su sabor, pero la textura no me termina de convencer, siempre me parece que debería ser más cremosa. Pensé que la próxima vez iba a probar añadiendo algo de calabacín, para espesarla sin aportar mucho sabor. Y la idea quedó por ahí en el subconsciente. 

   Por otro lado, la semana pasada tenía unos restos de col. Cocida y rehogada con unos ajos. Me gusta mucho para acompañar a la carne. 

   Y en un ataque de locura, unido a que hacía frío y tenía hambre y ganas de utilizar restos que andaban dando vueltas por la nevera... decidí mezclarlo todo. Rico. Rico. Muy rico. 

   Un hilo de aceite de sésamo para un regusto a frutos secos, que se podría sustituir por unas almendras tostadas. Un toque picante, casi que no se note, para que la sopa caliente con más intensidad. Para repetir. Para calentar por dentro y por fuera: una textura cremosa estupenda, un sabor intenso y delicioso. Me enamoró.

   Puede resultar un poco raro cocer la col para hacer esta crema, pero merece la pena por el sabor que le da. En mi caso, reservaré un poquito cada vez que la prepare para otras cosas, que es a menudo. Porque esta crema de champiñones y col ha llegado a mi casa para quedarse... 

jueves, 5 de diciembre de 2013

Calabaza a la plancha con gorgonzola y nueces


   Calabaza, queso azul, cebolla... parece mentira que ingredientes tan sencillos puedan dar como resultado un entrante tan rico. En casa lo preparamos a menudo, porque está buenísimo, es sencillo... nos encanta. 

   Por eso cuando vi la iniciativa El Puchero de Helena, #RecetasSolidariasParaNavidad me acordé de este plato, que aún no tenía publicado en el blog. El proyecto trata de reunir, entre todos los blogueros que participemos, recetas para dar ideas a toda la gente que estas fiestas no va poder permitirse lujos extra. 

   Cada vez más gente se encuentra en esta situación. Por eso entre todos, podemos aportar ideas económicas pero resultonas, para que no sea necesario que la mesa rebose de marisco para que esté vestida de fiesta. Cada vez me apetecen menos los derroches, el tener que gastar un montón de dinero en una fecha concreta porque así lo diga la sociedad... al final se nos olvida el transfondo, lo importante... 

   De hecho éste fue uno de los aperitivos de Nochevieja el año pasado. El pinche y yo nos encargamos de la cena, y buscábamos preparar algo rico y sorprendente, pero fácil para no estar toda la tarde liados en la cocina, y económico. El plato fuerte fue un solomillo Wellington, y de postre mousse de turrón. Y fue un éxito. Y por la mañana estuvimos paseando y tomando el aperitivo por Granada, comimos en familia, echamos siesta, jugamos a juegos de mesa... ¿no deberían ser así las fiestas, sin gastar un montón de dinero y sin pasar horas y horas en la cocina? Podéis encontrar otras sugerencias para las Navidades aquí. Veréis que todas son recetas sencillas, económicas y bastante rápidas de preparar, vamos, como cocinamos en este rinconcito. 

   Me enrollo como las persianas. Con lo fácil y sencilla que es la receta y lo mucho que escribo... 

   Vamos al grano: La calabaza a la plancha me encanta. La preparo siempre que puedo: como guarnición, así en forma de aperitivo, hasta en ensalada (tengo pendiente publicarlo). La cebollita bien caramelizada le aporta el toque dulce, el gorgonzola redondea el sabor intenso del plato. Rico y bien fácil. 

   Puede dejarse un ratito antes preparado y calentar un poco el en horno, para no tener que estar cocinando hasta último momento. 

miércoles, 27 de noviembre de 2013

4 años de Anita Cocinitas



Si, hoy hace 4 años que de la manera más tonta decidí abrir un blog y contar mis experimentos en la cocina.  

   Cuatro años después, aquí estoy, con un blog al que no dedico el tiempo que me gustaría, pero que me sigue dando muchísimas satisfacciones. Sigue motivándome a probar y descubrir recetas nuevas, a mejorar en la fotografía. A compartir, con familia y amigos, con la gran comunidad de Facebook y Twitter, y también con tanta gente anónima que pasa por aquí.   

   El blog empezó en Madrid, siguió en Viena y ahora lo escribo desde Linz. Mi manera de cocinar ha ido cambiando, he ido aprendiendo técnicas, recetas, formas. Me he ido comprando y me han regalado un montón de cacharritos que no hacen mi vida más fácil, pero si más divertida en la cocina, y mis cajones mucho más pequeños... Libros de recetas que casi no utilizo, pero que me encanta hojear. 

   Probablemente cocino mejor, pero sólo por el hecho de haber practicado más, y por intentar superarme un poquito cada día.   Me encanta que me dejéis comentarios. Como sabéis mis recetas intentan ser sencillas y poco elaboradas, por eso cuando alguien me escribe un mail diciendo que ha descubierto mi blog, suele ser alguien que me comenta que está aprendiendo, que comienza a animarse con los fogones, que quiere probar recetas nuevas. Y no os imagináis la ilusión que me hace. Cada comentario, aunque a veces tarde siglos en contestarlos...   

   La misma ilusión que cuando veo que a pesar de lo poco que publico, el número de visitas no baja prácticamente. Que cada día me sigue más gente en Facebook y en Twitter (cifras realmente abrumadoras, en serio). Que me comentéis que os gusta una receta. O una foto.   
   Así que gracias. Mil millones de gracias por estos cuatro años. 

   Y mil gracias a mi amiga Ana, que me ha hecho la ilustración del post y me ha animado a escribir unas líneas. Seguro que ella no pretendía que me pusiera así de ñoña, pero ella se lo ha buscado. Gracias Ana.   

   Así que basta de sentimentalismos. Ya estáis todos poniendoos el delantal y cocinando algo rico. Que no cuesta nada cocinar un ratito cada día y hacernos la vida más rica, sana, económica, ¡y divertida! Yo por mi parte me voy a celebrarlo haciendo un curso de galletas Navidad, una de las tradiciones austriacas durante el adviento... pronto os lo contaré.  

   GRACIAS

martes, 5 de noviembre de 2013

Tiramisú de limón




   Hace un par de semanas fue el cumple del pinche. Me puse a pensar en una tarta y estuve días dándole vueltas hasta que encontré la definitiva. Entre que soy una rarita con los dulces, que quería algo especial (para una tarta al año que hago, tenía que ser algo original), que por aquí no encuentro algunas cosas (como leche condensada, Conguitos, Peta-Zetas...), pues la cosa no estaba fácil. 

   Además buscaba algo que pudiera hacer en formato pequeño, ya que muchas recetas vienen para tartas enormes. Y claro, si hago la mitad de las cantidades luego la acabo liando con los tiempos de horno, etc, ya que no se calcularlo. Y así dando vueltas y vueltas, llegué a la idea del tiramisú, que además es una receta que no había preparado nunca. 

   Y aquí llega mi lado más enrevesado: "Vale, un tiramisú está bien, y al pinche le encanta, pero... ¿y si le damos una vuelta a la tortilla?, bueno, al tiramisú... una mezcla entre tiramisú y pastel de limón?". (Bueno, llegados a este punto tengo que confesar que me moría de ganas de hacer una tarta de Lemon Curd, que me encanta...). Y así surgió este Tiramisú de Limón. 


   El "concepto" ha salido de la cocina de Kako, de En Guete. Me ha encantado la idea de humedecer los bizcochos en limón y limoncello... ¿estamos de fiesta, no? 

   Para la crema del tiramisú he preferido no tanto limón, y me he ido a la receta tradicional, de la mano de Alfonso, de De Rechupete. Riquísima.

   El Lemon Curd (crema inglesa de limón) lo he hecho con la receta que utilizo siempre. Es una crema de limón explosiva, tremendamente ácida y empalagosamente dulce a la vez. Me apasiona. Si queréis preparar un postre rápido y resultón, unas tartaletas de masa quebrada con Lemon Curd, para mi gusto rozan la prefección... pero volvamos al tiramisú... 

   Total, que buscando una receta fácil, una vez más me lié y me lié... y aquí tenéis el resultado. No es una receta rápida de preparar, ni fácil. Pero tampoco es difícil, sólo elaborada. No necesita horno, eso siempre es una ventaja. Y el resultado es... impresionante. 

   Para presentarlo tenemos varias opciones. Podemos hacerlo en un molde grande (desmoldable en mi caso) o en porciones individuales. En las fotos se ve en el corte del tiramisú grande cómo las proporciones no me han quedado muy bien, ya que casi no había crema entre los bizcochos. Lo ideal es que haya entre 1 o 2 centímetros de crema. Es cómo más rico y suave queda. En las raciones individuales se ve mucho mejor, estaban perfectas. 


   Así que aquí tenéis mi receta de tiramisú de limón para unas 6-7 raciones. Si sois más gente, tan sólo hay que aumentar las cantidades. 

miércoles, 30 de octubre de 2013

Tortilla de bacalao con cebolla y pimiento caramelizados

 

   La de hoy es una receta que no es ni receta. Una tortilla sencilla. Cuatro ingredientes. Pero está tan rica que quería enseñaros como hago yo la tortilla de bacalao. 

   Como siempre en las tortillas, está la pelea: ¿muy hecha o poco hecha? ¿Cual es su punto justo? Perdón pero aquí no voy a ceder: una tortilla de bacalao como está rica es así, jugosa, casi líquida, que se deshaga... ahora que si el pinche quiere pasar la suya otra vez por la sartén porque así no le gusta, allá él. Aquí hemos venido a disfrutar de la comida, así que como siempre, para gustos los colores, y cada cual tiene que hacer la tortilla como más le guste, para disfrutarla. 

   Al toque clásico de la tortilla de bacalao tan típica de mi tierra he querido darle un toque especial con la cebolla y el pimiento rojo caramelizados. Eso, un buen bacalao, unos buenos huevos... y una cena rica, y además ligera. ¿Quien se apunta? 

Related Posts with Thumbnails

  © Template Recipes by Emporium Digital 2008. [Modified by Anita Cocinitas ]

TOP